Acusa Rivera Vivanco que regidores arribistas trataron de extorsionar a su administración

La presidenta de Puebla sentenció que su administración tendrá cero tolerancia a la corrupción.

Durante la discusión para reorientar recursos por 500 millones de pesos para la reactivación económica en la capital por la contingencia sanitaria, la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco acusó (sin dar nombres específicos) a un grupo de regidores que pretendieron extorsionar a su administración.

Incluso, algunos de estos regidores, señaló intentaron comprar a otros concejales para echar abajo la aprobación de las reformas al presupuesto.

Durante la sesión extraordinaria de cabildo, la alcaldesa de Puebla reveló que algunos regidores que previamente anunciaron su voto en contra de la reorientación presupuestal, intentaron extorsionar a la administración municipal, pero además quisieron comprar a sus homólogos para que no pasara el punto de acuerdo.

Aunque no citó nombres algunos de los regidores que se pronunciaron en contra fueron: Edson Cortes, Marta Ornelas, Rosa Márquez, José Acosta y Libertad Aguirre, mientras que los panistas votaron en abstención.

Los que votaron en contra, argumentaron que no contaban con la información suficiente, pero además hay dinero suficiente que bien se pudo usar desde hace tiempo para apoyar a los sectores económicos y sociales.

Posterior a la votación, Rivera Vivanco expuso que algunos de los regidores que se opusieron son unos arribistas que buscaban prebendas para que su voto fuera a favor de la reorientación de los recursos.

“Hay algunos compañeros y compañeras que se sumaron a un proceso de transformación que no conocen este proyecto, que no les dolió, que nos les costó y que llegaron por un proceso de arribismo, les digo que significa arribista. El modelo de gobierno cambio, también le digo a la ciudadanía que a unos regidores y regidoras, que hicieron su pronunciamiento en contra, no todos, pero sí, algunos buscaron componendas, quisieron extorsionar a esta autoridad municipal".

De manera seguida, Rivera Vivanco expresó que aunque buscaron a otros regidores para comprarlos, se negaron a someterse a sus presiones.

“Aunque los busquen ofreciéndoles lo que les ofrecieron, no se van a vender, la dignidad no se compra y eso es vivir con dignidad”.

Al final, la presidenta municipal sentenció que su administración tendrá cero tolerancia a la corrupción.

  • URL copiada al portapapeles