Mayor afluencia en centros comerciales que en Centro Histórico

En la mayoría de lugares resulta imposible respetar la sana distancia, en otros la temperatura es tomada de manera incorrecta.

Los principales puntos de la ciudad visitados comúnmente como son, el Zócalo, Los Sapos y el Barrio de Analco lucieron concurridos en ciertos lapsos de tiempo del domingo, sin embargo, a comparación de las distintas plazas comerciales, la diferencia en cuanto a afluencia fue menor.

 

Los poblanos aprovecharon el domingo para darse cita en diferentes puntos de la ciudad, y más aún, que está vigente el Buen Fin; tal es el caso del primer cuadro de la ciudad, el Zócalo lució con vallas metálicas para prohibir el ingreso.

Sin embargo, la Catedral, los portales y la calle 5 de mayo se vieron abarrotadas de gente, y en su mayoría, portaba cubrebocas, aunque en algunos momentos fue imposible que la sana distancia se hiciera presente.

 

En el caso de Los Sapos, el comercio informal estuvo presente acompañado de las personas que decidieron acudir por algún producto de talavera, libros, llaveros, sombreros, antigüedades o productos de plata, y aunque el flujo de personas era en ciertos momentos, lento, la afluencia no rebasó límites.

 

El Barrio de Analco, otro sitio que se caracteriza por acoger a sus visitantes los domingos, fue el lugar con más aglomeración de los antes mencionados, por los poblanos al grado de que vehículos hicieron fila para esperar estacionamiento. Pequeños locales de ropa, comida chatarra, antojitos mexicanos y artículos varios fueron socorridos por las personas, quienes en su mayoría portaban cubrebocas, pero nuevamente la sana distancia fue imposible de mantenerse.

 

Sin embargo, en comparación del Centro Histórico y sus alrededores, algunas de las plazas comerciales más visitadas de Puebla, la afluencia incrementó considerablemente. Tal es el caso del Centro Comercial Angelópolis, que recibió gran cantidad de familias; cabe resaltar que hubo un control de aforo de vehículos y muchos de ellos hicieron largas filas para su ingreso.

 

En esta plaza las medidas de sanidad fueron casi todas correctas, salvo por la sana distancia, la cual debido a la afluencia fue imposible de mantenerse.

 

Por otro lado, Parque Puebla también fue socorrido por una gran cantidad de personas, desde niños hasta adultos mayores: la toma de temperatura, gel antibacterial sí estuvieron presentes, pero la distancia recomendada entre personas no.

 

A comparación de los lugares del Centro Histórico y los centros comerciales, Plaza Dorada fue la que menos personas recibió, al menos en el lapso de la tarde. Los protocolos de seguridad no fueron del todo correctos, puesto que la toma de temperatura se realizó en la mano y no en la frente.

  • URL copiada al portapapeles