Cierre de comercios no esenciales se cumple a medias en Puebla

En la 5 de Mayo, a partir de la 10, 12, 14 Poniente y la 3 Norte, los establecimientos sí abrieron sus puertas para vender.

A pesar de que el día de ayer el gobierno del estado dijo que se extendía hasta el 25 de enero el cierre de establecimientos no esenciales, para evitar el aumento de contagios de Covid-19, algunos comercios siguen operando libremente, e incluso en la clandestinidad.

Tal es el caso del Centro Comercial 5 de Mayo, ubicado en esta misma calle y la 4 Poniente, que sigue en operación para ofertar artículos de telefonía y reparación de los mismos, a pesar de no ser un comercio de primera necesidad.

Otro modus operandi de varios comercios es tener las cortinas abajo; sin embargo, a las orillas del establecimiento se coloca a algunos empleados para ofrecer el acceso al interior del lugar.

Uno de ellos es la Joyería London, que a sus afueras ubicó a dos empleados y conforme pasaban los transeúntes ofrecieron el acceso a la tienda. Al menos tres locales de esta cadena de joyas realizan este tipo de ventas.

En la 5 de Mayo, a partir de la 10, 12, 14 Poniente y la 3 Norte, los establecimientos sí abrieron sus puertas para vender.

La Plaza de la Computación es uno de los lugares que siguió operando, a pesar de tener medidas de sanidad para el ingreso de los clientes.

Artículos electrónicos, juguetes, ropa, zapatos, perfumes, joyería y varios, son los productos que se ofrecen en estos establecimientos.


  • URL copiada al portapapeles