¡Dios me protege! Feligreses asisten a las iglesias este Día de La Candelaria pese a la contingencia

Incluso en algunas capillas hicieron largas filas para poder ingresar.

Con su fe puesta en manos del Niño Dios para protegerse del covid-19, cientos de feligreses acudieron este Día de La Candelaria a las diferentes iglesias de la capital poblana.

Ya sea con una canasta o solo con un Niño Dios con sus diferentes ropones en las manos, se dieron cita en los templos para no dejar pasar esta tradicional celebración católica.

En la iglesia de la Merced, había largas filas para ingresar a recibir la bendición del párroco.

"Estamos protegidos por Dios ante esta enfermedad. Venimos con toda nuestra fe pidiendo que nos proteja, no podíamos dejar pasar esta oportunidad", señaló a El Popular, Diario Imparcial de Puebla, la señora Carmen Muñoz, quien lleva más de 30 años con el mismo Niño Dios acudiendo a la iglesia de La Merced.

Como cada año, se preparó comprando un nuevo ropón, su canasta y flores para acudir al templo.

"Llevo 30 años haciendo lo mismo, no podía faltar aunque está el problema del covid, al contrario venimos con más fe para pedir que nos cuide de esta terrible enfermedad".

Señaló que para los católicos es un impulso espiritual que da fortaleza ante el momento difícil que atraviesan los poblanos por los contagios del virus.

"En estos momentos tan difíciles la fe es la que nos tiene que sostener al venir a presentar a nuestro niño Jesús".

Así uno a uno, los Niños Dios fueron cubiertos con agua bendita como lo marca la tradición.

Al interior, únicamente podían estar un número reducido de personas, otras más simplemente circulaban por el pasillo central para recibir la bendición y después abandonaban el lugar.


  • URL copiada al portapapeles