Golpe al secuestro.

**Fueron capturados en San Miguel Xoxtla; operan en los estados de Puebla, Morelos y el Distrito Federal Víctor HERNÁNDEZ MEDIANTE UN operativo que se llevó a cabo el pasado domingo, en el municipio de San Miguel Xoxtla, agentes de la unidad antisecuestros de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI) lograron capturar a una mujer y a su hijo, quienes encabezaban una peligrosa banda de secuestradores que operaba en Puebla, en el Distrito Federal y en Morelos. Dicha banda, autodenominada Los Güeros de Morelos o Los Güichos de Morelos, venía siendo desarticulada desde el año 2000, por autoridades de las tres entidades, pero tan sólo en la presente administración, en territorio poblano, han sido detenidos 15 de sus miembros. Los detenidos son Esther Domínguez Pintle y su hijo Oscar Bautista Domínguez, alias El Negro o El Gordo, originarios de Atlixco, aunque constantemente cambiaban su lugar de residencia para evitar ser asegurados. La Procuraduría General de Justicia presentó sólo a Oscar Bautista, ya que Esther quedó a disposición de un juez de primera instancia, luego de su detención, ya que en su contra había una orden de aprehensión por el delito de secuestro. Madre e hijo eran actualmente los cabecillas de la banda, luego de que en diciembre de 2011, agentes de la DGADAI protagonizaran dos enfrentamientos en los que resultaron heridos dos integrantes y se detuviera a otros cuatro, tras el secuestro y homicidio de un joven vecino de Atlixco, por cuya liberación exigieron a la familia el pago de 5 millones de pesos. Tras una serie de investigaciones, se les logró ubicar en Xoxtla, por lo que se montó un operativo discreto en los alrededores de su domicilio y el domingo por la tarde, se procedió a su captura, tras la cual se recuperaron 198 mil 300 pesos en efectivo, dinero que dijeron, correspondía al medio millón de pesos que cobraron por liberar a un sujeto de Morelos que estaba privado de su libertad desde principios de febrero. Ambos estarían implicados en al menos cinco secuestros registrados en Puebla, durante 2010, 2011 y 2012, reveló el titular de la DGADAI, Fernando Rosales Solís, quien agregó que del 2000 a la fecha, han sido 35 integrantes de la peligrosa banda, los que han sido detenidos tanto en la entidad, como en el DF y en Morelos. De acuerdo a datos extraoficiales de la Policía Ministerial se investigan los nexos de esta peligrosa banda en los poblados de Coronango, Santa Bárbara, San Pedro Tlaltenango, Analco, Nativistas, San Antonio Miahuacán y San Francisco Ocotlán. Los antecedentes La citada organización criminal inició sus actividades delictivas alrededor del año 2000 en el Estado de Morelos, fungiendo como líder de la misma Mateo Bautista Lucio, alias El Güero, junto con sus dos lugartenientes y hermanos, Silverio Bautista Lucio, alias El Loco, y José Luis Bautista Lucio, alias El Güicho. En el año 2001, autoridades del estado de Morelos lograron la detención de José Luis Bautista Lucio, alias El Güicho, por su probable responsabilidad en el secuestro de un extranjero por cuya libertad exigían una suma millonaria en dólares. En el mismo año, autoridades del Distrito Federal detuvieron a 6 integrantes de una célula de este grupo delincuencial, comandada por los hermanos Mateo y Silverio, siendo detenidos Candelaria Escalona Cordero esposa de Silverio, su sobrino Roberto Salamanca Escalona y 4 sujetos más por su probable responsabilidad en la comisión del delito de secuestro. Lo anterior originó que la organización criminal comenzara a operar en el estado de Puebla, sin embargo, tras el secuestro de un empresario dedicado al comercio de materiales para construcción, fueron aprehendidos Teresa Domínguez Pintle, alias La Tere, cuñada de José Luis Bautista Lucio; Félix Sánchez Nava, esposo de Teresa, y 2 integrantes más de la organización criminal, esto en flagrancia delictiva al momento en que tenían en cautiverio a una víctima. En el año 2002, tras el secuestro de dos menores de edad originarios de Tepeyahualco, Puebla, autoridades del estado de Puebla detuvieron también en flagrancia delictiva a Mateo Bautista Lucio, alias El Güero; Silverio Bautista Lucio, alias El Loco, líderes de la organización criminal; Irene López Leal, alias La Nieves, esposa de Mateo; Candelaria Escalona Cordero, esposa de Silverio; Jorge Bautista López, alias El Güero, quien al momento de su detención era menor de edad; Isabel Bautista López, alias La Güera, ambos hijos de Mateo e Irene; Régulo Encarnación Flores, esposo de Isabel Bautista; Edith Bautista Escalona y Sergio Bautista Escalona, ambos hijos de Silverio y Candelaria, además de 3 integrantes más de dicha organización. En 2006, José Luis Bautista Lucio, alias El Güicho, logró obtener su libertad en el estado de Morelos; sin embargo, el estado de Puebla ya contaba con orden de aprehensión en contra de dicho individuo por su presunta responsabilidad en el delito de secuestro, misma que fue ejecutada y por tanto él quedó a disposición de la autoridad judicial. En 2011 la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto, tras un operativo de rescate, logró la detención flagrante de Irene López Leal, alias La Nieves, quien es esposa de Mateo Bautista Lucio. También fueron detenidos 3 hijos de ambos: Jorge Bautista López, alias El Güero, Julio Cesar Bautista López, alias El Negro, e Isabel Bautista López, alias La Güera, quienes años antes habían sido detenidos pero lograron obtener su libertad. Además de los ya citados, fueron detenidos 3 integrantes más de dicha organización bajo cargos por el delito de secuestro. Las detenciones se lograron al momento en que tenían en cautiverio a un menor de edad, originario de San Andrés Azumiatla, por cuya liberación exigían la cantidad de 1 millón de pesos sin embargo éste fue rescatado ileso.
  • URL copiada al portapapeles