Dos mujeres se cansaron de vivir

En casos distintos, dos jóvenes de 18 y 20 años de edad decidieron acabar con su existencia al colgarse de una viga y un closet  Víctor HERNÁNDEZ Se suicidan dos mujeresPoco más de medio centenar de suicidios se han reportado en menos de la primera cuarta parte del 2015. En cuestión de horas, tanto en la ciudad de Puebla como en la Sierra Norte, se registraron los casos de dos jóvenes mujeres de 18 y 20 años de edad, respectivamente. El martes alrededor de las 22 horas, personal del hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en La Ceiba reportó el fallecimiento de una joven de 18 años que un par de horas antes había ingresado tras ser llevada por sus familiares en un vehículo particular. La occisa, identificada como Roberta Romero Chávez, se colgó de una viga del techo de su domicilio, ubicado en la Sierra Norte del estado. Fue cerca de las 18:30 horas cuando uno de sus vecinos se dio cuenta de lo sucedido e informó a sus familiares. El suegro de Roberta fue el primero en llegar al inmueble y de inmediato cortó el lazo del cual estaba suspendida por el cuello, se dio cuenta que aún respiraba y en su vehículo la trasladó al hospital de referencia, donde el pronóstico de los doctores no era favorable. Horas después se les informó que Romero Chávez había fallecido a consecuencia de asfixia mecánica por ahorcamiento, de acuerdo con lo asentado en el expediente 77/2015/XICO. Roberta no dejó nota póstuma y sus familiares dijeron desconocer qué tipo de problemas la habrían orillado a tomar esa decisión. Horas antes, en la ciudad de Puebla se había registrado otro caso, el de una joven mujer de 20 años que estaba en tratamiento psiquiátrico porque sufría de constantes y fuertes depresiones de acuerdo con lo manifestado por su familia. Los hechos se registraron al interior del domicilio de la calle Beisbol número 1910 en la colonia México 68, lugar al que acudieron policías municipales del Sector Uno, paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) y momentos después el Ministerio Público de Homicidios. María Fernanda Castillo Sánchez fue encontrada por su padre, quien refirió que alrededor de las 10:30 horas entró a la recámara de su hija para despertarla, pero la encontró colgada del tubo del clóset con una cuenda alrededor del cuello. De inmediato procedió a bajarla, intentó reanimarla, pero todo esfuerzo resultó en vano. Los hechos quedaron asentados en la constancia de hechos 268/2015/AEHOM. Con este par de casos, los suicidios en Puebla suman 51 incidencias, de las cuales cabe mencionar, sólo nueve han sido de mujeres.
  • URL copiada al portapapeles