Atropella pipero a chava de 13 años

La adolescente y su madre iban en una motoneta rumbo a la escuela; en la 16 Oriente fueron impactadas por una unidad de Gas 1

Una pequeña de 13 años perdió la vida cuando se dirigía a su escuela a bordo de una motoneta conducida por su mamá, pero fueron impactadas por la unidad P-27 de Gas 1. Al derribar la moto, la niña cayó a la carpeta asfáltica y las llantas de la pipa le pasaron por encima; de nada sirvió que llevara colocado el casco.

El presunto responsable y su chalán dejaron abandonada la unidad de la gasera y escaparon con rumbo desconocido. Cuando los técnicos en urgencias médicas de Protección Civil municipal llegaron revisaron a la menor, pero no encontraron ningún signo de vida, pues incluso la pequeña presentaba exposición de masa encefálica.

La mamá recibió atención por la crisis nerviosa que presentó. Ella sólo sufrió leves golpes y raspones, incluso la motoneta no presentó grandes daños; sin embargo, la más afectada fue Paola Y, estudiante de la secundaria federal número 9, ubicada cerca de donde ocurrió el percance.

El accidente tuvo lugar en la 16 Oriente con sentido al centro, a unos 200 metros del bulevar 18 de Noviembre. Personal de la Dirección de Tránsito municipal acudió para realizar las diligencias del levantamiento de cadáver y efectuar los peritajes de rigor.

De acuerdo con los primeros peritajes, la motoneta circulaba un poco delante de la pipa, que habría chocado por alcance contra la unidad de dos ruedas, derribó a sus tripulantes y después pasó encima de la adolescente.

Según fuentes extraoficiales, la menor era hija de un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM). Varias personas que se encontraban en el lugar manifestaron su malestar por la forma como conducen los empleados de Gas 1, pues afirman que siempre "andan muy rápido" y "no se distinguen" por respetar las señales de tránsito.

  • URL copiada al portapapeles