Dan último adiós a Guillermina

Guillermina Rubín Ramírez, de 31 años, fue sepultada por familiares y amigos, que exigieron que el caso no quede impune

Después de 14 días de su desaparición, Guillermina Rubín Ramírez, de 31 años, fue sepultada por familiares y amigos, que exigieron que el caso no quede impune, en la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacan.

Familiares exigieron justicia por este crimen contra la madre de tres menores de edad, así como por todos los asesinatos de mujeres para que los responsables sean detenidos.

Indicaron que pese a que pidieron el apoyo a las autoridades para los gastos funerarios, esos tuvieron que ser solventados por ellos con apoyo de amigos y vecinos.

Se indicó que la noche del martes el cuerpo fue entregado a la familia por las autoridades y comenzaron a velarlo en su domicilio del barrio de San Juan.

Con rezos y cantos familiares y vecinos dieron el último adiós y por las condiciones en que se encontraba el cuerpo la familia decidió que el sepelio se realizara el mediodía de este miércoles.

La tarde de este 22 de julio partió el cortejo fúnebre hacia el panteón de la junta auxiliar, ubicado en las calles 6 Sur y 21 Poniente donde quedaron sus restos.

Guillermina salió de su domicilio el pasado 8 de julio y desde ese momento su familia no supo más de ella, pese a que su madre comenzó a buscarla con familiares y amigos.

Un día después en la colonia Guadalupe Hidalgo, se localizó una cabeza y manos de una mujer, horas más tarde en el municipio de Ocoyucan otras partes del cuerpo y días más tarde se confirmó que era el cadáver de Guillermina.

El 13 de julio la familia de la víctima presentó la denuncia correspondiente y días después se confirmó que los restos hallados pertenecían a la mujer.

 


  • URL copiada al portapapeles