Pobladores enfurecen, atacan a policías y retienen a funcionarios

Los altercados se dieron en Altepexi y Coyomeapan.

Un intento de linchamiento de parte de pobladores a policías de San Francisco Altepexi y la retención de dos funcionarios públicos de Santa María Coyomeapan fueron los eventos que mantuvieron tensas las tardes del 22 y 23 de noviembre.

 

En el primer caso el saldo fue una mujer quemada con ácido en diferentes partes del cuerpo, varios elementos más lesionados, así como cuatro patrullas destrozadas y daños a la presidencia de San Francisco Altepexi.

 

Alrededor de la 20:00 horas del domingo, los uniformados acudieron a la escuela primaria América por el reporte de que un grupo de jóvenes de entre 14 y 16 años, estaban vandalizandola, además de que presuntamente consumían sustancias ilícitas.

 

Al arribar los policías, los jóvenes salieron corriendo y solo lograron detener a uno, quien fue trasladado a los separos ubicados en el Palacio Municipal, pero ya en el sitio el resto de los menores al ver que su compañero estaba en la comandancia acudieron y retaron a los policías a que los detuvieran, por lo que los oficiales procedieron al aseguramiento de tres adolescentes más.

 

Ante esta situación, padres y familiares de los jóvenes arribaron a la comandancia, presuntamente en estado de ebriedad, para exigir su liberación y fue entonces que uno de los detenidos indicó que les habían golpeado iniciándose el zafarrancho.

 

Los pobladores concentrados a las afueras de la presidencia arrancaron la puerta para entrar por los uniformados, ya que intentaban hacer justicia por propia mano.

 

Durante la trifulca una policía mujer fue rociada con ácido en la cara y cuerpo, el director de Seguridad Pública, Martín Martínez Diego registró una herida en la frente, en tanto los demás efectivos municipales lograron escapar.

 

Debido a que no pudieron capturar a ningún elemento, comenzaron a destrozar las patrullas que se encontraban estacionadas a un costado de la presidencia municipal, siendo en total cuatro, por lo que fue hasta el arribo de la Policía Estatal y Elementos de la Guardia Nacional que se logró contener el conflicto.

 

Se señala a la síndico municipal, Idalia Secundino Rodríguez y al regidor de Nomenclatura, Héctor Rodríguez Valentín de ser los responsables de incitar a los pobladores al ser autoridades disidentes al alcalde, Pablo Desiderio Miguel.

 

El perímetro de la Presidencia se acordonó con cinta amarilla para que peritos y personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) puedan realizar las indagatorias correspondientes ante las afectaciones, por lo que se señala que será hasta este martes que se reanuden los servicios públicos.

 

 

El segundo suceso se dio en Santa María Coyomeapan donde por un conflicto de tierras vecinos de Caxalli, retuvieron desde el mediodía de este lunes al director de Seguridad Pública Municipal, Gustavo Cacho Puertos, más tarde el director de Seguridad Pública intentó intervenir y también fue capturado.

 

El conflicto de tierras entre las comunidades de Caxalli y Ahuatla se debe a la tala inmoderada de árboles, situación que ha afectado principalmente a esta última comunidad, por lo que hoy se convocó a una reunión.

 

La junta se llevó a cabo en Caxalli, se señaló que vecinos de esta población son los que practican la tala de especies nativas de la zona y se les acuso de invadir territorio de Ahuatla, además responsabilizaron a Omar Aguilar, supuesto Comisariado Ejidal, sin embargo, los habitantes lo desconocieron, debido a que no cuentan con los documentos que lo acrediten.

 

Al delimitar las tierras, pobladores de Caxalli acusaron a los de Ahuatla de querer quitarles más superficie y entonces empezaron las confrontaciones verbales e incluso se señaló un presunto ataque donde una persona lesionó con machete a otro.

 

En ese momento intervino el director de Seguridad Pública quien fue retenido e incluso agredido físicamente y llevado a la iglesia de la población, en tanto exigían se presentará al lugar el delegado de Gobernación del Estado, Samuel Olivier Balderas.

Elementos de policiales de municipios aledaños, Policía Estatal y Guardia Nacional acudieron a tratar de rescatar a los dos funcionarios, sin embargo los habitantes se atrincheraron en la iglesia de la población y colocaron barricadas para impedir el paso.

 

La síndico municipal, Yesica Gutiérrez, la regidora de Gobernación, Edith Puertos Gil y el Juez de Paz, Raúl Hernández han tratado de llegar a un acuerdo con los pobladores para la, sin embargo, la actitud de los pobladores temen por la integridad de los funcionarios.

 

Ahora los pobladores exigen la cantidad de 500 mil pesos para la liberación del director de la policía municipal y están dando tres días de plazo, para su entrega, pues de lo contrario actuarán de otra forma. 

  • URL copiada al portapapeles