Ambulantaje y clases híbridas afectan a papelerías

Estos días de regreso a clases presenciales, las papelerías no lucen llenas de gente, ni hay grandes filas de padres de familia.

El día 30 de agosto inician las clases presenciales, después de casi año y medio sin que los alumnos pudieran asistir a sus escuelas por la pandemia de Covid 19. Uno de los sectores más afectado ha sido el de las papelerías. 

“Las ventas bajaron mucho durante todo este año y en este regreso a clases no todos los alumnos asistirán a la escuela, ya que será voluntario”, comentó Adrián Jiménez, dueño de la papelería Escorpión, también dijo que sus ventas bajaron un 50% por ciento a comparación del año 2019. 

Y mencionó que los padres de familia buscan precios económicos; por eso, se van con los ambulantes o compran en los supermercados sus listas escolares. 

También hizo hincapié en que, a diferencia de otros años, en dónde la pandemia aún no afectaba a la población, estos días las papelerías no lucen llenas de gente ni hay grandes filas de padres de familia. 

Lee también: Mañana arrancará el regreso a clases presenciales y los alumnos tendrán que pasar por estos filtros

“Ha sido una venta menor, como de un 60% de ganancias”, dijo el gerente de la papelería Tony, Xavier Montes, y continuó “Muchas papelerías de las colonias de la ciudad cerraron en esta pandemia y se ve reflejado en estos días en las ventas, porque antes venían a surtirse para la temporada.”

Y comentó que los apoyos a las papelerías de la zona del centro han sido escasos o nulos por parte del gobierno. 

Una queja común de las papelerías establecidas es que además del regreso a clases hibrido, que redujo las ventas, el ambulantaje aumentó en la zona y les ha afectado mucho, ya que es una competencia desmedida, porque no son regulados y al no pagar impuestos, dan más económico los útiles. 

Las papelerías del centro de Puebla se notan sin tanta gente como en los años pasados, donde había filas de padres de familia comprando los útiles, y también es notorio el ambulantaje que cada vez crece en la zona. 

El primer cuadro de la Ciudad de Puebla se convirtió en una zona de ambulantes que vende todo tipo de productos. Y la administración actual no los regula ni limita.

El comercio informal crece cada día más, y desde primera hora se instalan sobre las calles 8, 10 y 12 Poniente; también en la 5 y 7 Norte. Lo que afecta a los locatarios del centro histórico por la competencia desmedida.

El comercio establecido en Puebla prevé un repunte en ventas de 30 por ciento por la compra de artículos que se requieren para el regreso a clases en este 2021. De acuerdo con estimaciones de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) y la Cámara de Comercio en Pequeño (Canacope).

  • URL copiada al portapapeles