A través de engaños y manipulación, así convencen a mujeres de no interrumpir embarazos no deseados

A través de una investigación periodística, se detectó una red de centros que se promueven en internet como sitios feministas, pero resultan lo contrario.

A través de una investigación periodística del medio "El País" se detectó una red de centros afiliados a la organización conservadora estadounidense Heartbeat International (HI) que se promueven en internet como sitios feministas y con lenguaje engañoso a favor del aborto, pero funcionan en realidad como vías para manipular e institucionalizar a mujeres y tratar de que lleven su embarazo a término.

Cinco reporteras y un reportero acudieron a centros en Argentina, Colombia, Costa Rica, El Salvador y México de manera encubierta entre 2019 y 2021. 

En esas visitas dieron cuenta de una forma igual de operación: ofrecen información falsa sobre el aborto, proponen la adopción como alternativa y, en algunos casos, ofrecen temporalmente estancia y comida. Las promesas que se dan para encontrar hogar para el feto en desarrollo suelen ser bajo métodos ilegales, aprovechándose de la situación vulnerable de la mayoría de las mujeres que buscan apoyo. La estrategia forma parte de la nueva embestida del movimiento ultraconservador que trabaja en la región para contener el avance de los derechos reproductivos de la mujer.

Lee también: Crece mil 300 por ciento la trata de personas en Puebla: IGAVIM

Además, se dio a conocer el uso de publicidad engañosa o haciéndose pasar por grupos de activistas feministas. En México, posan como clínicas de interrupción legal del embarazo o en el caso de llevar a término el embarazo, el proceso de adopción ofrecido se da por fuera de las instancias legales, menciona el medio El País. 

“En realidad lo que busca es desanimar a la niña, a la adolescente, a las mujeres, de abortar con una falsa promesa que no van a cumplir jamás”, asegura Susana Chávez, directora ejecutiva del Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro (Clacai). 

En nuestro país, se encontró que los portales aborto-mexico.com e interrumpir-embarazo.com ofrecen a primera vista orientación para interrumpir el embarazo, que es legal hasta las 12 semanas de gestación en cuatro Estados (y, desde septiembre, ninguna mujer puede ser criminalizada por abortar). Los portales ofrecen números de Whatsapp de una institución llamada Vida y Familia A.C. (Vifac). En dos centros de Vifac, uno en Ciudad de México y otro en Monterrey, la reportera investigadora que contactó con la organización, expresó su deseo de que no quedara rastro de su supuesto embarazo. Vifac le ofreció como opción la “cancelación” del acta de nacimiento del bebé, un trámite que no existe.

Cabe mencionar, que desde 2019, México pasó una reforma a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la cual prohíbe explícitamente a cualquier organización de la sociedad civil dar en adopción.

Según informes hacia dentro del "Vifac", que cuenta con varias instalaciones en el territorio nacional, las mujeres que buscan un aborto son persuadidas de quedarse, ya que reciben un techo, alimentos, atención médica y acompañamiento, y, la “cereza”, como lo llamaron las coordinadoras: talleres que supuestamente en un futuro las ayudarán a salir de su precaria situación económica. En las instalaciones, se menciona, varias mujeres confeccionaban rosarios con cuentas de colores.

Según Susana Vallina, vocera de Vifac, entre 90% y 92% de las mujeres terminan quedándose con sus hijos. Sin embargo, reconoció que no hay seguimiento a estas mujeres puesto que su misión es solamente el de apoyo a embarazadas.

Al ser consultado sobre estos puntos por los investigadores, el Gobierno federal dijo que los procesos de adopción tramitados ante cualquier instancia que no sea la oficial “son realizados de manera irregular”, y que esto incluye “la promesa de adopción durante el proceso de gestación”. 

Queda claro entonces que el propósito real de las ofertas de adopción con procedimientos paralelos a la ley, es que las mujeres lleguen al parto y se queden con sus bebés. Y en esa lógica funciona también el ofrecimiento de estadía en un albergue para la madre y el bebé hasta uno o dos años después del nacimiento. Una oferta que hicieron los centros en México, El Salvador y Colombia, según pudieron determinar las reporteras investigadoras. 



  • URL copiada al portapapeles