Amnistía Internacional pide frenar deportaciones de haitianos

La organización condenó "las violaciones de derechos humanos" que sufren en la región, como detenciones ilícitas y discriminación racial.

Amnistía Internacional exigió a los países americanos, especialmente a Estados Unidos y México, frenar las deportaciones de haitianos, a la vez que condenó “las violaciones de derechos humanos” que sufren en la región, como detenciones ilícitas y discriminación racial.

“Hoy pedimos a los Estados de la región que pongan fin a las deportaciones a Haití y apliquen con urgencia medidas de protección a las personas haitianas, como el asilo y otras vías a la residencia legal para que puedan rehacer sus vidas en condiciones de seguridad”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de la organización.

Amnistía Internacional y Haitian Bridge Alliance publicaron el informe “Ningún lugar seguro: Las personas haitianas en movimiento necesitan protección internacional urgente“, resultado de una investigación realizada en Tapachula, Chiapas.

El documento concluye que “México está tomando medidas que, en la práctica, podrían estar restringiendo el acceso a protección de las personas haitianas”, como “devoluciones ilícitas” y “sin debido procedimiento”.

También lee: ¿Cómo afecta el “sueño americano" a las niñas, mujeres y personas trans migrantes?

“Mientras la situación política y económica continúa deteriorándose en Haití, lo que facilita violaciones masivas de derechos humanos, secuestros y violencia generalizada, los Estados de las Américas no protegen a las personas haitianas en movimiento, que buscan estabilidad y seguridad”, lamentó Guevara Rosas.

La crisis migratoria en la frontera entre México y Estados Unidos ha arrojado luz sobre el migración que desde hace una década está vaciando Haití, el país más pobre de América, y que ha llevado a miles de sus ciudadanos a un peligroso peregrinaje por todo el continente.

Mientras se sigue agravando la situación en Haití por el terremoto de agosto pasado y el asesinato en julio del presidente Jovenel Möise, muchos haitianos que vivían desde hace años en países sudamericanos buscan ahora llegar a Estados Unidos por la crisis de la pandemia y el endurecimiento de las políticas migratorias.

Ante esta situación, los países de la región devolvieron a Haití a unas 10 mil 800 personas, la mayoría desde Estados Unidos, entre el 19 de septiembre y el 19 de octubre, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) citados por Amnistía.

La organización indicó que el derecho internacional prohíbe que los Estados devuelvan a personas a lugares donde su vida o su libertad estuviera amenazada, y recordó que Haití sufre la “violencia generalizada de bandas”.

 

  • URL copiada al portapapeles