“Muy quitado de la Peña”

  • URL copiada al portapapeles

A nuestro ex-presidente Enrique Peña Nieto le dio por escribir. Y nada menos que en la tierra de don Miguel de Cervantes: España.

El periódico Reforma publicó esta semana un artículo en donde comenta que el ex-presidente de México está autoexiliado en la “Madre Patria”, redactando aparentemente una biografía del poder (los retos de gobernar en México) y habita una residencia en las afueras de Madrid desde el año pasado.

“Allá vive solo, custodiado por ex elementos del Estado Mayor que ahora trabajan para él y es visitado con frecuencia por Roberto Miranda, su ex jefe de seguridad y agregado militar de México en España”, escribe la reportera Erika Hernández.

Todo ocurre en un momento en que en nuestro país hay una tremenda polémica por la “descobijada” que ha hecho Emilio Lozoya, ex titular de Pemex, de su ex-jefe y de Luis Videgaray (quien por su parte se encuentra de profesor visitante en el MIT de Cambridge, Massachusetts).

Lozoya ha confesado haber recibido órdenes directas de Peña Nieto y del ex-titular de Relaciones Exteriores para desviar 100 millones de pesos en sobornos de Odebrecht a asesores electorales extranjeros que trabajaron en la campaña presidencial del 2012.

La última vez que nuestro ex-presidente estuvo en México fue en diciembre de 2019, cuando pasó la Navidad con su familia y, por primera, vez con su novia Tania Ruiz con quien ahora se da tiempo para verla allá en Europa.

Hace un par de semanas corrió el rumor de que Peña estaba detenido en España. Ello porque Edgardo Buscaglia, asesor y académico de la Universidad de Columbia, aseguró que el ex-presidente estaba bajo custodia de la policía de Madrid.

No obstante, más tarde se aclaró que no estaba arrestado, sino más bien estaba bajo el cuidado de la Policía. Todo quedó en un mal entendido por términos del argot judicial.

Es evidente que el ex-mandatario busca permanecer de incógnito. Sin embargo, todavía muchos recuerdan la “puntada” de aparecer con peluca en un restaurante en Nueva York en 2019 junto con su novia.

Varios meses han pasado de que se mantiene en silencio, particularmente a través de su cuenta de Twitter. Hasta este viernes 14 de agosto su cuenta marcaba una inactividad de cuatro meses. Su último tuit estuvo dedicado a los familiares de Ignacio Pichardo Pagaza, ex gobernador del Estado de México, quien murió a mediados de abril.

Del asesinato de Luis Miranda Cardoso, padre de Luis Enrique Miranda Nava (su ex-secretario de Desarrollo Social) y ocurrido también esta semana, Peña Nieto no se ha pronunciado.

Pero sobre todo destaca el silencio absoluto que ha tenido ante las acusaciones de Lozoya dejando a los ciudadanos mexicanos reflexionando con la famosa frase: “El que calla otorga”.

Por lo pronto, vive “muy quitado de la Peña” en Madrid. Y veremos si el prestigiado MIT –por Ética y prudencia— le da las gracias a Luis Videgaray, aquél sí muy visible dando cátedra y paseándose muy campante por los jardines veraniegos del campus en Cambridge, Massachusetts.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles