A votar con prevención

  • URL copiada al portapapeles

A diferencia de otros eventos electorales en la historia de México los comicios de este domingo 6 de junio estarán enmarcados en un momento extraordinario que se vive debido a la Pandemia por Covid-19 que sigue provocando muertes.

Ante estas circunstancias especiales, el Instituto Nacional Electoral (INE) ha implementado un conjunto de estrategias sanitarias en las casi 163 mil urnas que se instalarán en todo el País, desde Ensenada hasta Chetumal.

En esta jornada no habrá vacunación —de hecho las aplicaciones se suspendieron desde el jueves— y el IFE está anticipando que los ciudadanos tomen ciertos cuidados a la hora de ir a votar. En este aspecto mucho ayuda que una cuarta parte de la población adulta cuenta ya con al menos una dosis, según el Gobierno federal.

Las casillas electorales abrirán de las 8:00 a las 18:00 horas como es costumbre, correspondientes a los horarios locales definidos en las tres franjas de tiempo que rigen al territorio mexicano. Mientras permanezcan abiertas y haya personas formadas en la fila, la labor de los escrutadores será verificar que se cumplan de manera cabal todas las medidas sanitarias.

El punto más importante de la logística del INE radica en evitar el menor contacto físico con el votante. En este punto, el presidente de casilla será el encargado de verificar la credencial de elector, sin necesidad de tomarla. Como siempre checará que el dedo pulgar esté libre de tinta indeleble, lo que es garantía de que no ha votado.

Otro punto importante es que no será necesario que el ciudadano entregue su credencial de elector al funcionario de casilla.  Será suficiente con que la muestre. De lo contrario no podrá votar.

Paso seguido el primer secretario validará que el votante se encuentre registrado en lista nominal y tocará al segundo secretario marcar la credencial, una vez que se haya sufragado el voto.

La sugerencia en estos comicios es que el votante lleve su propio marcador o pluma para marcar las boletas y así evitar compartirlo con otras personas. Se espera que las casillas cierren a las 18:00 horas, pero mientras haya personas formadas en la fila la tarea de los escrutadores será garantizar que se realice hasta el último voto y verificar que se cumplan de manera puntual todas las medidas sanitarias.

Además, corresponderá al primer escrutador aplicar el líquido indeleble en el pulgar del ciudadano que ya haya emitido su voto. Una novedad en estos comicios nacionales es que el líquido indeleble tiene la ventaja de que será biocida.  Esto significa que no solo mata al virus sino que es superior a las propiedades del alcohol o etanol.

Las medidas del IFE resultan oportunas y estratégicas sin duda; habla bien de un organismo independiente del Gobierno que no solo busca garantizar unas elecciones bien organizadas, sino también cuidar la salud e higiene en el proceso.

Corresponderá también a nosotros —los votantes— colaborar en esta tarea. Por ejemplo, si existe sospecha de estar infectado con COVID-19 es mejor no asistir y así evitar el riesgo de contagiar a los demás.

Queda de más recordar que será importante tomar en cuenta llevar cubrebocas, guardar una sana distancia y organizarse con tiempo para acudir a las casillas. Prevención, educación y responsabilidad ciudadana serán los mejores

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles