El Gran Prix 2024

  • URL copiada al portapapeles

Tres años se van de “volada”. Para muchos “presidenciables”, es la oportunidad de invertir más desde ahora en su capital político rumbo al 2024.

Las últimas elecciones han demostrado la eficacia de hacer pre-campaña no oficial con antelación. Las redes sociales están tendidas para quien desee “placearse” y comenzar a colocarse en las mentes y corazones de los votantes. ¿Quiénes lucen favoritos para el 2024? ¿Qué factores serán decisivos para definir el resultado?

En el bullpen de Morena se vive un antes y un después tras el accidente en la Línea 12 del Metro capitalino. Quien era considerado un serio precandidato, Marcelo Ebrard, ha caído del Top Ten. Un reportaje de The New York Times sobre las fallas —y evidentes responsables— en el caso del Metro acabó por hundir al canciller mexicano.

Tras el accidente prácticamente ha quedado sola y como puntera la Jefa de Gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum. Para muchos luce como la favorita del Presidente. Nadie como ella tiene el voto de confianza y la aprobación total del mayor jefe de Morena quien incluso no deja de aprovechar cualquier oportunidad para exonerar a su “gallo” del accidente.

Por los rumbos del PAN son tres los más sonados. En primer lugar, el ex-candidato presidencial Ricardo Anaya lleva una gran delantera en precampaña y tiene ya varios meses impulsando su mensaje central: “Sí se puede derrotar a Morena”.

Otro contendiente clave es sin duda Javier Corral, gobernador de Chihuahua, un político rebelde al sistema, opositor por convicción y que tiene gran simpatía en el norte del País. Y un tercer valor político lo tiene Diego Sinuhé del Grupo Guanajuato, organización que tiene fama de no perder ninguna elección estatal.

¿Y por parte de Movimiento Ciudadano? Son dos los más sonados: Enrique Alfaro, el controvertido gobernador de Jalisco que ha mostrado una doctrina pragmática y un discurso bien articulado; y sin duda el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, un joven treintañero, igual de rebelde que Corral, y quien es apoyado por un sector clave del Grupo Monterrey.

Del PRI lamentablemente no hay mucho que escoger por el momento. Aunque no se descarta que los gobernadores de Edomex y Oaxaca, Alfredo del Mazo y Alejandro Murat, puedan empezar a moverse más.

Las elecciones del 2024 podrían ser muy diferentes a las que ha tenido el País si el PRI-PAN-PRD deciden finalmente concretar la ya anunciada alianza para presentar un solo contendiente. Si es así, se perfila una competencia cerrada y en esto podría jugar un papel clave Movimiento Ciudadano al decidir sumarse en alianza con ellos… o con Morena. Alinearse con el partido del Presidente les podría dar ambos una ventaja decisiva.

Queda incluso la posibilidad que se estrene en el 2024 el modelo de “segunda vuelta”, tan popular en Colombia y Perú. Bajo este modelo el Presidente solo resultaría oficialmente triunfador si es elegido por la mitad más uno de los votos. Si ningún candidato obtiene dicha mayoría, se celebraría una nueva votación entre quienes ocupen los dos primeros lugares. 

Hoy, el reloj político corre más rápido. El disparo de salida de la carrera al 2024 ya se dio. Pero, como en todo, podríamos ver interesantes sorpresas en el trayecto. No hagan sus apuestas aún.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles