Los Chicos Maravilla

  • URL copiada al portapapeles

A estas alturas del juego político por la presidencia de México rumbo al 2024 solo un partido opositor a Morena luce con posibilidades reales de presentar un candidato de peso que represente un desafío frente al consentido —o consentida— del Presidente. Nos referimos a “los naranjeros” de Movimiento Ciudadano.

El fin de semana pasado los miembros del partido que dirige Dante Delgado tuvieron su Cuarta Convención Nacional para renovar a su dirigencia rumbo al 2024.

“Vamos a trabajar en la misma dirección para alcanzar la victoria electoral de Movimiento Ciudadano en 2024 porque vamos a ganar la presidencia de la República”, anticipó Delgado a sus seguidores.

“Queremos consolidarnos como la tercera vía, la única alternativa a los que ya les fallaron a México y a los que llegaron a seguirle fallando. Movimiento Ciudadano debe ser el espacio que permita que todas las fuerzas de la sociedad estemos del mismo lado, trabajando hombro con hombro, dialogando, construyendo”, agregó.

Mucho se ha hablado de la posibilidad de que el MC finque alianzas con el PRI y el PAN para presentar candidatos comunes. La situación se complica, sin embargo, porque cada vez los intereses se han polarizado y lo que menos ha mostrado la clase política en México es intención de diálogo y concertación.

El mismo Delgado ha manifestado en diversas ocasiones que no quiere correr riesgos con otros organismos políticos (“alianzas simplonas” le llama su colega Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco). El dirigente del MC ha dicho, no obstante, que sí está a favor del diálogo y del debate de altura, pero la posibilidad de hacer mancuerna auténtica con el PRI y el PAN luce cada vez más lejana.

Y es que su partido tiene buenos cartuchos para poder pegarle un susto a los dos punteros de Morena: Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum. 

Una encuesta reciente de Reforma coloca a un “naranjero” —Luis Donaldo Colosio, alcalde de Monterrey— pisando los talones a los dos morenistas. Un poco atrás aparece también el nuevo gobernador de Nuevo León, Samuel García, también del MC. 

Tanto Colosio como García tienen dos ventajas. La primera, gozan de simpatía y apoyo de un sector que representa el creciente voto joven en México. Es el codiciado sufragio centennial y milennial. 

Ya lo expresó Samuel García el fin de semana pasado en la convención: “Somos el futuro de México, somos la tercera vía, la socialdemocracia. Somos la tercera fuerza política y somos sin duda quienes en un futuro gobernaremos este país”.

Colosio y García cuentan además con el apoyo político y económico casi mayoritario del llamado Grupo Monterrey, ya que es conocida la influencia que grupos como FEMSA, Cemex y el mismo Tec de Monterrey han tenido en el diseño del equipo de trabajo y en la aportación de valiosos líderes a puestos clave en ambas administraciones en Nuevo León.

Faltan aún tres años. Pero la maquinaria de redes sociales está lista ya para correr a toda prisa y posicionar en popularidad a los dos chicos maravilla de Nuevo León como precandidatos presidenciales al 2024.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles