Espías y Filtraciones

  • URL copiada al portapapeles

Mientras el jefe del Comando Norte de Estados Unidos advirtió esta semana que México es un gran nido de espías y personal de inteligencia de Rusia, en el Banco de México también existe por lo menos un “agente” que le filtra información confidencial al Presidente de México.

Veamos primero el caso de los rusos. Glen VanHerck dijo esta semana en el Senado norteamericano que en nuestro país opera un gran número de oficiales del gobierno de Vladimir Putin con el objetivo de recabar información de valor para influir en decisiones que tienen que ver con Estados Unidos.

“En este momento, la porción más grande del GRU en el mundo está en México”, alertó el Jefe del Comando Norte. “Estos son personal de inteligencia ruso”.

En tanto, en nuestro país se le filtraba información desde la noche del miércoles al Presidente sobre la decisión del Banco de México de aumentar en medio punto porcentual la tasa de interés.

Y como si fuera una noticia de primicia, AMLO la daba a conocer el jueves en su tradicional conferencia mañanera, horas antes del anuncio oficial por parte de la Junta de Gobierno y de la inauguración oficial de la tradicional Convención Nacional Bancaria.

 “Ayer (miércoles) el Banco de México aumentó la tasa de interés 0.50 (puntos porcentuales), vamos a tener una tasa de interés de 6.5%”, dijo el primer mandatario.

El “madruguete” presidencial generó inquietud y despertó un debate en los círculos financieros del País. Cuestionaron el hecho de que el presidente se adelantara al anuncio oficial de la Junta de Gobierno del banco central mexicano —que dirige la gobernadora Victoria Rodríguez— y lo llegaron a interpretar como una intromisión en la autonomía de esa institución.

Nuestro mandatario evitó pasar por descortés y asistió a la inauguración del encuentro nacional de los banqueros el jueves. Empero, su presencia fue más para disculparse por “adelantar” la decisión de Banxico, un órgano que supuestamente goza de autonomía y secreción en materia de política monetaria.

En el evento, el Presidente dijo: “Quiero ofrecer una disculpa a la gobernadora del Banco de México, a los subgobernadores porque recibí la información anoche de que habían tomado la decisión de incrementar la tasa al 6.5%, pensé que se había hecho público”.

La pregunta que se hacen muchos analistas es: ¿Quién filtró el dato a López Obrador? ¿Acaso fue personal de alto nivel de Hacienda que decidió violar el secreto de confidencialidad que debe reinar en este tipo de reuniones?

Pero sobre todo… ¿Es la primera vez que le pasan cifras y acuerdos o ya le han pasado información anteriormente de Banxico?

Seguramente las autoridades del Banco Central investigarán la filtración, sobre todo para conocer cómo fue que llegaron esos datos al Presidente. Con que el “filtrador” no resulte ser uno de los espías rusos a los que se refiere el Jefe del Comando Norte de Estados Unidos porque entonces si estamos en serios problemas de "seguridad nacional"...

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles