La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


05 Nov 2020

Vecinas, vecinos, cuentan que ya es temporada de elecciones, reelecciones y ratificaciones y, por lo tanto, muchos ya salieron de pesca por esos puesto que representan ingresos cómodos a partir del ejercicio público. Es el caso del presidente del Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP), que ya le encargó el milagrito a la guadalupana…

 

Gerardo Saravia Rivera anunció, vía sus redes sociales, que una vez publicada la convocatoria en el Senado para otorgar una posición en el órgano jurisdiccional estatal, pues está más que apuntadísimo para que los legisladores lo consideren para una ratificación.

El problema, aseguran, aunque con sus debidas proporciones, hay quien ve al mandamás del Tribunal igual que su antecesor, Fernando Chevalier Ruanova, que benefició intereses políticos más que actuar de forma imparcial. En el caso de Gerardo Saravia, mencionan que aquella resolución en la que recomienda al Congreso del Estado que inicie un proceso de revocación de mandato en contra del gobierno de Claudia Rivera Vivanco, exhibe el tipo de “imparcialidad” que practica.

Ya veremos si eso pesa o, incluso, sirve de mérito para que obtenga la oportunidad de continuar como magistrado.

 

***

Oigan, dicen que ayer fue el cumpleaños del diputado local de ningún partido, Héctor Alonso Granados, y no faltó quien se mofa de la situación. Por ejemplo, aseguran que sin duda su deseo habría sido que sea el único integrante de las comisiones y, faltaba más, de todo el Congreso…

Aunque otros aseguran que su deseo, según su personalidad, sería que fuera el presidente de la Junta de Gobierno de la LX Legislatura para mangonear a su antojo a medio mundo e imponer su voluntad, lo que no puede porque es solito contra el mundo o al menos contra Morena y sus aliados.

 

***

Y ya que hablamos del Congreso local, ya rindió protesta como diputado el mismísimo Rodolfo Huerta Espinosa, suplente de José Juan Espinosa Torres, que dejó la curul una vez que solicitó licencia para separarse del cargo, según anunció, para defenderse de las imputaciones penales en su contra presentadas por la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Ahora, el nuevo legislador ya fungió como tal unos años atrás y lo hizo por el PRD, en aquellos tiempos en donde su fuerza política era marginal -y que todavía sigue siendo así-, así que conoce el trabajo y no hay motivo para que se tome un “periodo de aprendizaje”.

Ya veremos qué rol desempeña, si es defensor de su exjefe o asume una postura independiente.

 

***

Bien por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) que entregó reconocimientos a integrantes de la sociedad, a miembros de corporaciones policíacas y a familiares de uniformados que perdieron la vida en el cumplimiento de su deber. Esas acciones siempre son ejemplo para los poblanos.

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana.


 

  • URL copiada al portapapeles