La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


18 Feb 2021

Vecinas, vecinos, imagínense que al regidor Joaquín Espidio Camarillo se convirtió, voluntaria o involuntariamente, en el fiel de la balanza para que el Cabildo del Ayuntamiento de Puebla rechazara el dictamen con el que se buscaba prohibir las corridas de toros en el municipio de Puebla. ¡Simplemente se ausentó a la hora de la votación!

El final, pudo quedar 12-12 y con voto de calidad de la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, habría pasado; pero no, el morenista apagó su cámara previamente y cuando la secretaria general mencionó su nombre, simplemente se escucharon grillos, nada. Y al final, se le mencionó una vez más, sin que respondiera el sentido de su voto.

No hay que ser mal pensados y, supongamos, enfrentó un contratiempo que lo obligó a dejar la sesión; sin embargo, suena tan sospechoso su comportamiento y tantos son los intereses detrás del tema, que resulta necesario que salga y explique por qué abandonó su trabajo...

***

Este día el Congreso local debía estar aprobando la llamada #LeyAgnes, sin embargo, legisladores locales, de todos los símbolos partidistas, se esmeraron en retrasar el debate tanto que será justo hoy cuando se presente un dictamen en comisiones, lo que implica al menos si bien le va, otras dos semanas para llegar al pleno.

El asunto es que no hay seguridad de que eso suceda, menos ahora que creen que detrás de las demandas sociales hay una intencionalidad político-electoral. Veremos qué pasa en las comisiones, pero si los representantes populares honran su palabra, aunque sea tarde, pero debe caminar este tema sin más contratiempos.

***

En Movimiento Ciudadano vaya que traen la mira chueca, o por lo menos no cuentan con filtros adecuados, tanto que les llueven quejas porque hay aspirantes con un historial cuestionado o comportamiento inadecuado como sucedió con el caso de José Elías Medel Galindo.

Ahora destaca la situación de Manlio López Contreras, que aspira a ser candidato a la presidencia municipal de Puebla, pero ya enfrenta una denuncia por violencia política de género, después de que ya tenía a sus espaldas señalamientos similares de manera previa. Así que el partido se verá otra vez en la necesidad de decidir si da paso a un abanderado bajo lupa o si rectifica y postula a otro liderazgo.

***

Que la presidenta de la mesa directiva del Congreso local, Nora Merino Escamilla, tome una taza para beber café, y que el utensilio tuviera grabado el nombre del diputado Gabriel Biestro Medinilla, parece realmente un asunto menor para el debate legislativo cuando enfrentan asuntos de mayor relevancia social. Si pidiera el voto a favor de él, otra cosa, pero tampoco hagan tanto escándalo.

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana.

  • URL copiada al portapapeles