Con amparo, coapeñas logran suspensión provisional de decreto estatal por Covid-19

La determinación oficial les permite regresar a vender en las calles aledañas del Mercado 16 de Marzo, sin ser molestadas por personal de Fomento Comercial.

Un grupo de 16 vendedoras de tortillas y antojitos mexicanos de la junta auxiliar de Santa María Coapan, conocidas como Coapeñas, regresarán a instalarse en la vía pública para comercializar sus productos, luego de que el Juez les concediera la suspensión provisional solicitada en el juicio de amparo que interpusieron en contra del decreto estatal que prohíbe al ambulantaje laborar por la pandemia de Covid-19

La representante de estas vendedoras, Soledad Nicolás Gutiérrez indicó que luego que no se les permitiera vender sus productos a las afueras del Mercado 16 de Marzo e incluso fueran objeto de abuso por parte de personal de Fomento Comercial para retirarlas, promovieron un amparo en contra de esta determinación. 

Fue el pasado 23 de marzo que el Juzgado Octavo de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa y del Trabajo y de Juicios Federales en el Estado de Puebla concedió la suspensión provisional de la medida que les impide colocarse en la vía pública y la cual se encuentra radicada en el expediente 374/2021

Detalló que con este resolutivo sus compañeras podrán desarrollar su actividad sin que sean molestadas por personal del área de Fomento Comercial, por lo que se espera que a más tardar el lunes puedan instalarse en las calles aledañas al mercado cumpliendo todas las medidas sanitarias.

También lee: Trabajadores de la construcción paran las obras en el Mercado de Huejotzingo 

Por ahora están a la espera de las copias certificadas de la suspensión provisional a su favor, aun cuando el Ayuntamiento ya debió ser notificado del asunto. 

Nicolás Gutiérrez manifestó que se tuvo que proceder al amparo, debido a la falta de disposición de las autoridades para permitirles vender por alrededor de 90 días y llevar un sustento a sus familias.

Agregó que esta suspensión en contra del decreto del estado se suma a la que ya contaban de manera definitiva en el expediente 1015/2019 y en donde se les reconoce como vendedoras de usos y costumbres, por lo que no se consideran ambulantes. 

Explicó que el Ayuntamiento de Tehuacán podría hacerse acreedor a una sanción por parte de las autoridades federales porque ha violentado la suspensión definitiva que les permitía seguir comercializando sus productos. 


  • URL copiada al portapapeles