Estado de sitio

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


22 Sep 2021

De mal en peor. Las calamidades y penurias en Puebla no cesan. De tres años a la fecha el peligro ronda en los 217 municipios. La delincuencia se apoderó del estado poblano. El incremento delictivo es alarmante. Nadie está exento de las garras del crimen.

Los alcances delictivos no tienen paralelo en Puebla. Nunca antes como hoy la inseguridad hizo presa a los más de 6 millones de poblanos y poblanas.

A las organizaciones criminales de los Zetas, Sinaloa, Del Golfo y los Beltran Leyva -que operaron en el pasado-, hay que sumarle al Cártel de Jalisco Nueva Generación. La fuente inagotable del huachicol despertó especial interés por Puebla en la poderosa banda.

Si bien operaba hace tiempo en territorio poblano. Lo hacía de manera “discreta”. En la actualidad lo hace sin la mínima oposición.

El líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación -CJNG-, Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, decidió explotar al 100%  la plaza de Puebla. Para ello desplegó a gente de su confianza para penetrar los municipios del estado.

Las células delictivas del Cártel de Jalisco, incrementaron las actividades. Poco a poco han ganado terreno. La estrategia era crecer. Y ya dominan 5 importantes municipios del territorio poblano.

Puebla capital, San Andrés Cholula, Cañada Morelos, Palmar de Bravo y San Martín Texmelucan son los lugares estratégicos elegidos para los asentamientos del crimen. También empezaron a asentar bases en la Sierra Negra, donde dónde los delitos crecen como la espuma.

La privilegiada posición geográfica de Puebla y las facilidades para penetrar el estado, fueron factores determinantes para la invasión total. Con el control de Morelos, Hidalgo, Querétaro, Estado de México y por supuesto Puebla, se consolida como la organización más poderosa de la actualidad.

Aunque pareciera que el gran negocio del Cártel es la venta y distribución de droga. En Puebla, los giros más productivos son el huachicol, secuestro y el cobro de piso al comercio formal y no establecido. El efectivo diario que recolectan suman millones de pesos.

Sin dejar de lado la distribución de droga principalmente a través del narcomenudeo -aumento 10% en los últimos meses de acuerdo con cifras oficiales-. Los restantes ilícitos son más productivos. El Cártel de Jalisco, ni siquiera tuvo que librar batallas por la plaza poblana. Llegó para quedarse y hacer presa de ilícitos a poblanas y poblanos.

¡Peligro en aumento!

Reporte del Informante

Apoyo ignorado. Nada bien le fue al Senador Alejandro Armenta la semana pasada en su visita a Chiautla de Tapia. Los líderes sectoriales que llevaron medio centenar de personas, fueron ignorados por el aspirante a la candidatura del gobierno de Puebla.

Tal vez al Senador deberían informarle los programadores de sus giras de campaña, quienes organizan las movilizaciones de gente. De esa manera podría agradecer el apoyo que es lo menos que esperan.

El apoyo no ha sido recíproco y ese es un factor determinante para primero sumar simpatizantes. Y luego verlo reflejado en las preferencias para asumir la candidatura.

Alejandro Armenta, debe cuidar las formas con quienes hacen la labor que no se ve pero que es primordial.

¡Campaña a medias!


Licenciado en periodismo


ruizdur@hitmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles